No hay mejor manera de comenzar el día que rodeado de tus personas favoritas, comiendo alimentos dulces y salados para el desayuno. El brunch es una de las comidas favoritas para muchas personas y es ideal para festejar un compromiso, un evento de oficina o simplemente por el gusto de convivir con viejos amigos.

En esta ocasión te daremos algunos consejos para que lo organices sin sufrir.

Elige bebidas que puedas hacer con anticipación.

¿Sirviendo mimosas? Exprime esas naranjas el día anterior. Prepara una jarra de la mezcla Bloody Mary para la barra si el desayuno será en días cálidos. Prepara café el día anterior si sabes que hará frío.

Si vas a preparar huevos Benedictinos para el brunch, escalfa los huevos la noche anterior. La clave para hacerlos: suspender rápidamente la cocción dejando caer los huevos escalfados en agua con hielo. Mantenlos en la refrigeración durante la noche, luego revívelos en agua hirviendo al servirlos.

Da la bienvenida a los huéspedes con el olor de pasteles caseros. Haz un par de diferentes tipos de masa, tanto salados como dulces, el día anterior. La masa se puede cortar, colocar en bandejas para hornear, envolver bien en una envoltura de plástico y refrigerar durante la noche. Hornea los bollos justo antes de que lleguen los invitados para llenar tu casa con un aroma delicioso.

La fruta fresca es fundamental. Arregla las frutas de temporada o tropicales en un plato y colócalas en un tazón decorativo. Las frutas menos atractivas se pueden lucir con un brochazo de jarabe simple.

Una comida exitosa tiene algo para todos, incluidas algunas opciones saludables. Sirve un tazón grande de yogurt bajo en grasa y crea una barra de yogurt con tazones pequeños de nueces, granolas, varias frutas secas picadas y miel.

¿Suena complicado hacerlo en casa? Sí, es un fastidio tener que recoger después, por eso te recomendamos llamar a los mejores en renta de salones para eventos como son Casino Lienzo Charro.